Muere un coronel de Guatemala procesado por genocidio y desaparición forzada

Guatemala | EFE.-

El Ejército de Guatemala confirmó este viernes la muerte del coronel retirado César Octavio Noguera Argueta, exjefe de operaciones, quien estaba bajo proceso penal por el genocidio y desaparición forzada de 1.128 indígenas ixiles entre 1978 y 1982.

La entidad castrense emitió una esquela firmada por el ministro de la Defensa Nacional, Juan Carlos Alemán Soto, por el deceso de Noguera en la que expresó “con gran pesar” sus “más sinceras muestras de condolencia a su familia” por “tan dolorosa pérdida”.

El 25 de noviembre de 2019, el juez Miguel Angel Gálvez, titular del juzgado de Mayor Riesgo B, resolvió que tanto Noguera y otros dos cabecillas del Estado Mayor General del Ejército (EMGE) del Gobierno de 1978 a 1982 debían ser procesados.

Gálvez aseguró en su resolución que había motivos suficientes para considerar que Manuel Benedicto Lucas García (jefe del EMGE), Manuel Antonio Callejas y Callejas (jefe de Inteligencia) y César Octavio Noguera Argueta (jefe de Operaciones) tuvieron conocimiento de los planes y resultados del Ejército en la zona donde fueron masacrados 1.128 ixiles entre 1978 y 1982.

Los generales de brigada Lucas y Callejas están siendo procesados en la etapa intermedia del proceso penal por los tres delitos que imputó la Fiscalía: genocidio, delitos contra los deberes de la humanidad y desaparición forzada, mientras el coronel Noguera había librado el segundo de los crímenes.

Según las pesquisas preliminares del Ministerio Público, al menos 540 ixiles fueron víctimas de delitos contra los deberes de la humanidad, 81 sufrieron desaparición forzada y hubo 36 niñas, mujeres y ancianas víctimas de violencia sexual, hechos que supuestamente ocurrieron entre 1978 y 1982, cuando el presidente era el general Romeo Lucas, hermano de Benedicto Lucas, el principal señalado en el caso.

Estos crímenes se dieron en el marco del conflicto interno (1960-1996) que dejó también un millón de desplazados.

Los Acuerdos de Paz se firmaron el 29 de diciembre de 1996 en el Palacio Nacional de la Cultura entre el Estado de Guatemala y la guerrilla, después de una guerra civil que dejó unas 45.000 personas desaparecidas forzadas y otras 200.000 asesinadas, en un 93 por ciento atribuidas al Ejército, según un informe de ONU.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s